Las Coberturas

Las coberturas de un seguro de oficina han de ser específicas para la actividad y con suficiente capital contratado para hacer frente de una manera eficaz a un siniestro, pero sin añadir de más en ninguno de los dos aspectos del seguro. Estos son solamente algunos ejemplos de las coberturas más utilizadas, es decir, las coberturas que los propietarios de una oficina sea o no en local de su propiedad más utilizan por sufrir imprevistos.